BLANCA SIERRA:   
Bogotá- Colombia


ASA para mi es la mano amiga que me hace mirar a lo lejos con alegría y esperanza, elevando los ojos a lo alto para darle gracias a Dios por esas personas bondadosas que ponen un granito de arena para humanizar el mundo.

Muchas gracias y que Dios los colme a todos de muchas bendiciones.